Casa Sauza

Mi experiencia trabajando en el area de envasado

[fa icon="calendar"] Nov 24, 2020 10:15:00 AM / por Julissa Tamayo

Como todos sabemos, esta pandemia ha sido muy difícil en nuestros hogares, negocios y trabajos. Quiero contarles sobre mi experiencia trabajando en Sauza.

image002-2

Trabajar en Sauza

Como muchos han de saber, Casa Sauza es uno de los mejores lugares para trabajar y como empleados, tenemos muchas oportunidades de crecimiento. Yo tengo aproximadamente 4 años trabajando en esta gran empresa como guía y encargada de grupos internacionales, ¡y no podría estar más orgullosa!

Tiempos de Covid-19: Una nueva experiencia

Este año pintaba para ser muy bueno, tenía muchos planes para este 2020 y el año empezaba con varios eventos y grupos. Fue entonces que nos anunciaron que había un virus llamado COVID-19 y que tendríamos que estar en cuarentena porque se había declarado pandemia... Realmente no sabía cómo tomar la noticia, ya que muchas emociones invadían mi mente.

Después de un mes y medio de trabajar en casa, nos hablaron de Sauza para nuevamente retomar actividades, pero no sería en nuestra misma área de trabajo de siempre, en el centro de visitantes, sino en el área de ENVASADO.

El área de envasado es uno de los lugares más extraordinarios dentro de la fábrica, ya que la tecnología que se maneja la mejor. Como guía, siempre que entraba y mostraba el área a mis turistas, ¡me encantaba! Pero estar trabajando en esta área, es completamente diferente.

Debo mencionar que salir de tu área de confort es algo difícil, ya que uno como guía está acostumbrado a la multitud, a las personas, al turismo, al contacto con las personas, a estar afuera y ver los paisajes, así que la aventura comenzó cuando mis compañeros y yo nos reunimos en el área de envasado.

El primer día fue el más difícil, ya que no sabíamos lo que hacíamos y el reglamento de esta área es completamente diferente a lo que estábamos acostumbrados, con reglas más estrictas por temas de calidad.

El segundo día fue aún más difícil, todos estábamos en diferentes áreas, revisando etiquetas, botellas y demás, cosas nuevas para mi y para cada uno de mis compañeros.

A la semana volvimos estar juntos revisando botellas y colocando etiquetas, creo que el estar todos juntos nos hacía sentir mejor, aprendimos a convivir más, a tenernos confianza, a conocernos un poco más, lo cual lo necesitábamos como equipo.

Con el paso de los días aprendíamos más y más de esta nueva área de trabajo, de las actividades que nos ponían hacer; desde las cosas más pequeñas, esas a las que nunca poníamos atención antes en una botella, hasta las más importantes.

Lo mejor de todo es que conocimos a nuestros compañeros de envasado; conocimos su trabajo, estuvimos aprendiendo. Nos tocó realmente vivir y trabajar lo que ellos realizan día a día y no es un trabajo sencillo. Ahora valoro más el esfuerzo de cada uno de mis compañeros de envasado y por eso les digo ¡Gracias!

Ahora cuando renueven las actividades de turismo y vuelva al área de envasado como guía de turistas, podré explicar con mas detalle esta gran área, en la cual pude ayudar y colaborar.

¡Recuerda que en cada botella que lleven a casa, llevas un pedacito de esfuerzo de cada persona que trabaja en Casa Sauza, y que cada una de estas personas contribuyeron para que se lograra una gran bebida espirituosa!

¡Contáctanos!

Temas: GPTW

Julissa Tamayo

Escrito por Julissa Tamayo

Suscríbete a este blog

Recientes