Sauza-historia-6.jpg

Historia Casa Sauza

La ciudad de Tequila, Jalisco, es considerada como la cuna de la bebida nacional de México, antiguamente llamado vino mezcal, que más tarde sería nombrado tequila, gracias a hombres visionarios y pioneros como lo fue nuestro fundador Don Cenobio Sauza.

don-cenobio-9a7c61b6bc1115538027320fffad2690.jpg

Fue en 1873, cuando Don Cenobio Sauza adquirió la destilería “La Antigua Cruz”, una de las destilerías más antiguas de Tequila Jalisco; a la que más tarde rebautizó con el nombre de La Perseverancia, nombre que todavía conserva.

Don Cenobio tuvo la magnífica visión de colocar su bebida junto a reconocidas y prestigiadas bebidas europeas.

abía que para lograrlo tenía que abrir nuevos mercados fuera de México, por lo que en el mismo año que adquirió la fábrica, realizó la primera exportación de tequila a los Estados Unidos. 

Durante los años que se mantuvo a cargo de la destilería, se preocupó por mantener la bebida dentro de los más altos estándares de calidad, misma que logró en cada innovación y que pronto adquirió reconocimiento mundial.

Al morir Don Cenobio, toma las riendas del negocio, su hijo, Don Eladio, quien guío a Sauza en los difíciles comienzos del siglo XX, cuando México estuvo inmerso en La Revolución Mexicana. 

Aún con esto, Don Eladio amplió la gama de productos y renovó la destilería, convirtiendo a Tequila Sauza en una bebida de orgullo nacional.

don-eladio-4198996ac3a06d2a65e2f5eb91e39e20.jpg
don-francisco-ab507265f091fcad422c5feb1d5f141f.jpg

 A la muerte de Don Eladio, su hijo, Don Francisco Javier Sauza, se encarga de la administración del negocio. Al igual que su padre y abuelo, se preocupó por innovar la calidad de nuestro tequila.

Sus innovaciones se extendieron hasta el área agrícola, asegurando la calidad de la bebida desde sus inicios, con la más fina materia prima. También creó las marcas Hornitos y Tres Generaciones, siendo estos tequilas hasta nuestros días, los preferidos por los paladares más exigentes y conocedores del tequila.

En el año de 1976, Don Francisco Javier Sauza vendió parte de sus acciones a Casa Pedro Domecq. Tras su muerte en 1990, Domecq se convirtió en el único dueño de Tequila Sauza. 

En 1994 Tequila Sauza, perteneciente al grupo Domecq; conformó una alianza con la empresa inglesa Allied Lyons que se llamó Allied Domecq. En el año 2005, la empresa Beam Global Spirits & Wine, adquirió la marca de Tequila Sauza incluyéndola en su portafolio que hasta entonces tenía 16 marcas de bebidas espirituosas, conviriténdose en la segunda marca más importante del portafolio. Años más tarde Beam se constituyó en el mercado como una emprea pública, Beam Inc.

Desde el 30 de abril del 2014, la empresa japonesa de bebidas alcohólicas y alimentos, Suntory Holdings Limited, compró Beam Inc., por lo que el corporativo actualmente se denomina como Beam Suntory, siendo uno de los productores  más grandes de bebidas espirituosas en el mercado global.

En nuestros días, los tequilas de Sauza se siguen elaborando en La Perseverancia, donde se envasan de origen y se exportan a más de 73 países en el mundo con presencia en los cinco continentes.

alambique1.jpg